miércoles, 22 de febrero de 2012

TARDE DE HOTEL


La lluvia nos acompaña, camino al hotel.
En el auto tus manos inquietas, juegan entre mis piernas.
Las mías  te frotan y abren tu cremallera.
En el hotel un gran ventanal con una cascada detras, 
testigos de nuestro amor y pasión desenfrenada.
Tu cuerpo aprisiona el mio sobre la cama. 
Siento tu viril miembro en aumento
mientras mi bulba latiendo deseosa que entres en ella.
Fuéra nuestras ropas; el calor de nuestros cuerpos
se avivaban cada vez más.
Sentado al borde de la cama yo sobre tí me senté.
Ahhhhhh...ese movimiento de mi pelvis se hace sentir.
En un movimiento de vaivén; te siento enloquecer.
No puedo parar de moverme, hacia arriba y abajo...
hacia arriba y abajo. Una y otra vez y otra y otra.
Mmmm...Ahora eres tu, quién sobre mí estás!
Ya mis jugos nos empapa, lo sientes fluir ya.
Su aroma frutal te embriaga y tu boca hasta allí baja ya.
Ssssssssahhhhh me lo bebes todo! 
Por que todo tuyo lo es...
Me dices te amo... tu jogo sabe a miel!...
Esta vez mi boca busca tu fluir.
Tomo tu miembro entre mis manos 
y mi boca te ha tragado hasta la rais.
Levanto mi mirada y te veo venir.
Si,si,si, mi amor siiiiiiii
...te sientes feliz!
Entre mimos,besos y caricias comenzamos otra vez.
Tu sobre mí, me volteas...
Tus dedos suaves entran lentamente en mi recto
lubricandolo con caricias y por fin el beso negro.
Es mi primera vez por allí, lo sabes
y me pones de lado para no lastimarme.
Ya lubricada me penetras lento y suave.
Muevete tú... me dices!
-No quieres lastimarme.
te hago caso y solo es un pequeño dolor.
Dolor lleno de amor!
Ahora te eh entregado todo, 
todo mi ser para tí.
De nuevo me volteas hacia abajo; 
siento la punta de la cabeza jugar con mi clitoris
me haces sufrir! Sufrir de placer.
Mi boca abierta está... no para de gemir y gritar!
Ahora dentro mío estás, todo tu cuerpo
cubriendo el mio ya.
Me susurras al oído:" Hija de puta"...
"Hija de puta"... que rica estás!...
Sos mía, solo mía, mía, mía...
Me lo repites hasta hacerme acabar.
Esas palabras me excitan y me incitan a más.
No nos damos cuenta; llevamos cinco horas ya.
Cinco horas de fornicar! Fornicar,fornicar
eso es calentura y nada más.
Lo nuestro es amor,amor y más amor.
Te amo; me amas y vamos por más.
A punto de irnos... nuestras miradas
vienen y van.
Me pones de espaldas, corres mi tanguita
penetrandome de nuevo estás.
Está vez rapidito, tenemos que marcharnos ya.
Ya nos han tocado timbre muchas veces ya.
Otra vez mojados por mis jugos y tus fluidos
debemos irnos ya impregnados
con el aroma de la lujuría, la pasión y el amor.
Hasta el proximo encuentro, mi astro rey...
Me llevaras en el mismo hotel
testigo de nuestro amor!...


No hay comentarios:

Publicar un comentario