martes, 29 de mayo de 2012

EN EL BIDÉ...


Mi barriga hacía que mis hormonas se alterarán! A cada rato el deseo me invadía...
En cualquier sitio, a cualquier hora, disfrutaba a pleno del sexo!
Las fornicaciones eran diarias. Eso pedía mi barriga a mi sexo...
De ser posible a toda hora...

Me sentaba en el bidé y dejaba que el chorro de agua me de en la vulva...
Ese chorro me calentaba, me enloquecia, no dejaba cerrar mi boca.
Sostenida con mis manos en el borde... Subia y bajaba como en el coito!
Me movía  de tal manera que el chorro entraba a mi cueva y a mi clitoris llegaba.

Esa dulce sensación no me permitía acabar.... Me matenía en ese éxtasis total...
Con mis piernas cerradas sobre el bidé mientras el chorro de agua me daba
parecía estar electrocutandome... Gemia de placer, gemia de calentura.
Calentura... Calenturita... Divino placer...

Jugaba con los pies! Mis dedos gordos se fragaban uno con otro.
De vez en cuando mis dedos se abrían y el cansancio me invadía!...
Aumentaba mi barriga, bajaba mi peso... Aumentaba mi calentura y más cogía...
El niño apretaba mi vejiga y más sexo quería... Me veía y me sentía tan sexi, tan linda!

La mirada de los hombres me daba un cosquilleo en la vulva...
Muchos querían cogerme en ese estado! No me ofendía... Me halagaba poder calentarlos!...
Mi barriga saltó de golpe a la sexta luna. Las tres últimas lunas vivia fornicando.
Masturbandomé en la cama, contra el respaldo del sillón...

Uhh ese placer del bidé.... Que hasta ahora practico, apaga mi sed vulvar!!!
El estado de embarazo hizo ver mi otro yo... La mujer que no conocía... Florecío...
No supe de antojos... Solo saberme satisfacer mi calentura de mujer...















EN MI ÚLTIMA GESTACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario